martes, 24 de febrero de 2009

nocilla

Ahora os voy a contar una historia muy interensante sobre algo que me resultó revelador, y que me cambió la forma de ver las cosas.Era yo un crio pequeño normal y corriente, de esos que se comían el Bollycao en el patio de recreo del colegio, yo era feliz con mi Bollycao, no me hacía falta nada más, era el alimento que todo crio podía necesitar. Aunque tengo que reconocer que me fijaba en lo que comían también mis compañeros, unos llevaban Donuts, otros galletas, algunos bocadillos, de choped normalmente, aunque había un reducido grupo cuyos bocadillos eran de Nocilla... ¿Nocilla?, pero qué era eso. Por lo que me habían contado era una especie de crema de cacao o algo así, algo como el relleno de mi querido Bollycao. Tenía mucha curiosidad por saber como sabía aquello, así que no pude contenerme y se lo pedí a mi madre, al principio siempre se olvidaba de comprarlo, era como si se urdiese una conspiración para que que no pudiese probar aquel alimento, qué misterios escondía la tal Nocilla.Un día puse remedio a aquella desesperante espera, y tuve que utilizar la técnica de la "pataleta" con mi madre, una hora después tenía un bote de Nocilla en la despensa de la cocina. Cuando vi aquello no pude resistirme y tuve que abrir el bote rapidamente e introducir los dedos en él. Cuando me llevé aquello a la boca una explosión de sabor se desató en mi paladar, no pude contener tanto placer, aquello fue tan revelador que empecé a ver las cosas desde otra óptica, se me abrieron puertas que antes parecían estar cerradas, había entrado en otra dimensión.Desde aquel día la Nocilla se convirtió en mi alimento favorito.

2 comentarios:

Marina dijo...

Pues a ti no te gustaba mas la Nutella??

Juls dijo...

La nocilla no es comparable a la ensalada de pasta ^^