martes, 27 de julio de 2010

el almanaque de mi padre


Hace no mucho pude leer un cómic que me sedujo por las estupendas críticas recibidas, un cómic sencillo donde los haya, donde se nos plantea una historia costumbrista que versa sobre la familia y sus vicisitudes.
La historia comienza cuando el protagonista recibe la noticia de que su padre ha fallecido. En un principio es reacio a ir al funeral, y es que el tiempo y la distancia han ido resquebrajando una relación ya de por si algo distante. Al llegar al pueblo el reencuentro con su familia le hará descubrir y conocer a base de flasbacks un lado totalmente desconocido del padre, cuya personalidad había quedado totalmente desvirtuada por una traumática infancia con un divorcio de por medio.
A nivel personal tengo que reconocer que hay aspectos dentro de la historia que me atrajeron, como pueden ser la personalidad del padre, que me resulta muy cercana y familiar. Además me gusta el trato que se le da a la figura del perro en el cómic (el protagonista tuvo varios perros en su infancia), algo que en principio es algo secundario pero que a mi me llamó mucho la atención.
Me veo obligado a advertiros que debéis meteros en la mentalidad distante y rígida de la cultura japonesa para entender ciertos aspectos y pasajes de la historia. Porque además a lo largo de todo el cómic veréis alusiones y referencias al folclore japonés, cosa que sin darme cuenta me ha hecho entender y apreciar las tradiciones y costumbres de mi propia tierra.
Tengo que reconocer que después de leer este manga fui raudo a buscar todo lo posible acerca de la obra de este autor, Jiro Taniguchi, que trata como nadie las historia cotidianas, sin caer en el dramatismo ni la puesta en escena forzada y esperpéntica típica de muchos mangas, acompañada por un dibujo limpio y claro que aporta equilibrio a sus obras.
Sin más, leedla y me lo agradeceréis.